Despreocúpate del elevator pitch: trucos para marcar la diferencia

Que los encuentros casuales o situaciones informales con personas de todos los ámbitos pueden convertirse en oportunidades para ti, no es ninguna novedad. ¿Quién no ha conocido a su actual socio o potencial partner en una quedada con amigos o en una afterwork? Que se lo digan a emprendedores o emprendedoras, que en algunas ocasiones han conocido a inversores en las situaciones menos pensadas. Hoy quiero hablar de un concepto que considero muy interesante: elevator pitch o, en castellano, el discurso del ascensor. Y que, sin lugar a duda, es importante trabajarlo (y tenerlo interiorizado) de la mejor manera posible. Es fundamental decirlo con seguridad y confianza.