¿Qué es el método Lean Startup?
Cuando montas tu startup no hay tiempo que perder: puedes planificar una estrategia a largo plazo, pero, por lo general, el modelo de funcionamiento de las empresas puramente tecnológicas suele ser más rápido que el de otros sectores.

El método Lean Startup, ideado por el emprendedor Steve Blank y popularizado por su discípulo Eric Ries con su libro homónimo, se centra en eliminar de la cadena de producción cualquier actividad que no aporte valor para reducir al máximo el tiempo y los costes, recursos muy valiosos para una startup.

Si estás convencido de aplicar la filosofía lean startup en tu proyecto, estas son las etapas que debes quemar. Presta atención:

Etapas del método Lean Startup

1.  Formulación de la hipótesis

Lo primero que debes hacer es identificar los pains de tus clientes potenciales para poder hacerte una idea de cuál es el problema a resolver y definir la hipótesis en base a ello. Esto te permitirá detectar la necesidad y formular la propuesta de valor.

2. Validación de la hipótesis

En esta fase debes asegurarte de que existe un cliente potencial dispuesto a pagar por tu producto de manera rentable. Elimina todo lo accesorio y concéntrate en la esencia de tu proyecto para construir tu MVP,  una versión del producto con las funcionalidades mínimas comercializables. 

No te obsesiones con lanzar tu producto cuando esté listo al 100% y con un desarrollo monumental: en cuanto puedas lanza un MVP para que tus clientes puedan empezar a valorar su utilidad y conveniencia.

3. Medición de la hipótesis

Una vez que tu MVP esté en el mercado, con las métricas esenciales definidas, debes medir su aceptación con la mayor rapidez posible. Solo así podrás saber si tiene sentido seguir el camino que te has marcado… o pegar un ligero volantazo.

4. (No siempre ocurre) Pivotage

Si ves que tu MVP no está funcionando bien y que los datos no te respaldan, no te obceques y cambia tu modelo lo más rápido posible. Pivotar implica ser capaz de cambiar tu idea de negocio y apostar por otra nueva. No supone fracasar, sino identificar una opción mejor que te pueda llevar al éxito. No hay que empeñarse en seguir con un proyecto que no tiene futuro.

5. Iteración y generación de conocimiento

Toda la información obtenida a través de este método sirve para  recoger la mayor cantidad de conocimiento validado del mercado y la competencia, tu producto y factores económicos, como el precio o la distribución. Esta información obtenida te permitirá volver a iterar en la idea y alinear cada vez más tu propuesta de valor con tu target objetivo para que tu proyecto sea un éxito.

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible