Oryon mima a los perdedores del ecosistema
La plataforma inversora crea una fundación Para ayudar a los directivos de firmas emergentes que han fracasado.

AUTOR: ERIC GALIÁN – EXPANSIÓN

Crear una empresa desde cero no es fácil. De hecho, el 90% de las start up desaparecen en su etapa más inicial, cuando dependen de la financiación de familia, amigos o inversores sin nada que perder. Los fracasos normalmente no aparecen en los medios, pero por detrás de las grandes rondas de financiación y los éxitos sonados se vislumbra un reguero de proyectos truncados y vidas tocadas.

Consciente de esa realidad por su cercanía a las empresas de nueva generación, la firma de asesoramiento startup Oryon Universal, con sede en Barcelona, acaba de lanzar una fundación para ayudar a emprendedores que han fracasado. La nueva entidad, llamada Oryon Foundation, tiene el objetivo de asistir en la reinserción laboral de estos profesionales, reorganizar sus deudas y encauzar su estabilidad emocional.

“Cuando fracasan vienen muy condicionados y nuestra idea es ayudarles a no cometer los mismos errores; queremos recuperar a los emprendedores”, subraya Tania Ramírez, directora de Oryon Foundation, que sabe bien de lo que habla, ya que ella misma tuvo que plegar velas en un proyecto empresarial en África que no salió como esperaba. La directiva también ha pasado por Deloitte y el IESE y la mayor parte de su carrera ha estado vinculada al mentorizaje y el mercado laboral.

Lo primero es la salud mental y recobrar a la persona; muchas veces entran en un círculo vicioso con traumas familiares de por medio, por haber perdido lo que éstos le dejaron y caen en depresión señala Ramírez. En este punto, la fundación colabora con Mewell, una de las participadas de Oryon – especializada en coaching- en trazar una hoja de ruta de vida saludable para mejorar la salud emocional del afectado.

“Cuando ya están recuperados les preguntamos: ¿Qué quieres hacer? Entonces les guiamos para incorporarse a una empresa o volver a emprender”, comenta la experta.

Oryon Foundation ya ha comenzado a asesorar a algunos emprendedores, aunque iniciará su actividad oficial el próximo mes de febrero. La entidad ofrecerá un programa de mentoring de cuatro semanas en el que participarán directivos sin activos por prejubilación o por estar en paro.Además de todo lo relacionado con las propias capacidades, las oportunidades de mercado y el ejemplo de otros emprendedores, estas jornadas también pondrán énfasis en dotar de nuevas habilidades para cambiar de sector. En paralelo, la firma trabajará con corporaciones, que lanzarán retos para que los emprendedores puedan diseñar prototipos o soluciones, y pondrá en marcha una bolsa de trabajo accesible para las empresas patronas. A este respecto, Víctor Giné, consejero delegado de Oryon Universal, cita el concepto de economía circular del talento. “No queremos dar la espalda a los emprendedores, que se pueden reciclar en un contexto en el que es muy difícil captar perfiles digitales”, comenta.

La iniciativa aporta a los directivos una hoja de ruta de vida saludable y cursos de ‘mentoring”

Siguiendo con estrategia de sinergias con sus participadas, la firma también colaborará con Founderz, la escuela online de emprendimiento de Pau García-Milá. La fundación, creada sin ánimo de lucro, se financiará a través de las aportaciones de Oryon Universal unos 50.000 euros anuales– y de las empresas patronas, cuya incorporación todavía se está negociando, aunque entre ellas habrá asociaciones, empresas industriales, entidades financieras o compañías farmacéuticas.

Plataforma inversora

En apenas dos años de vida, Oryon Universal ha invertido cinco millones de euros en 22 startup y ha completado un exit con la salida de Abogados para tus deudas. La plataforma inversora cuenta actualmente con dos fondos para invertir en firmas emergentes: Sedum y Oryon Revolución 4.0, que complementarán al nuevo vehículo que la firma está preparando. Se trata de Oryon Madrid Investment, que contará con unos recursos de 10 millones de euros y cuyo primer cierre se espera para finales del mes de enero de 2022. El objetivo con este instrumento es replicar su proyecto de la capital catalana en Madrid.

El pasado verano, la compañía también anunció el lanzamiento de un fondo de inversión alternativa de hasta 50 millones de euros, localizado en Luxemburgo, dirigido a invertir en las rondas de serie A de sus participadas y atraer a family office e inversores de América Latina.

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible