Menos es más: haz menos cosas para hacerlas mejor
A veces, nos cuesta decir “no” y centrarnos en lo verdaderamente importante. Ser realista y analizar bien la coyuntura y nuestras capacidades es fundamental para poder llevar nuestro proyecto a buen puerto. Especialmente si eres emprendedor.

Cuando eres emprendedor, la motivación te lleva a querer hacer más cosas de las que puedes. Y, por desgracia, la mayoría de veces el resultado no es satisfactorio. Es por ello que a veces es mejor planificar el trabajo intentando hacer menos cosas pero mejor.

Para lograr este propósito es clave trazar un plan estratégico que te ayude a centrarte no solo en lo que tienes que hacer, sino en lo que eres capaz de abarcar. Así, podrás descubrir qué es lo más importante y tendrás claro cuándo decir que no.

Hoy, desde Oryon Universal, te traemos tres consejos prácticos que te ayudarán centrarte para que puedas sacar tu proyecto emprendedor adelante:

1. Haz listas, pero se concreto

Hacer listas puede ser muy útil. Sin embargo, tienes que ser concreto y evitar abstracciones que no significan nada. Por ejemplo, si pones en esa lista que una de tus prioridades es “tener éxito” o “ganar dinero”, realmente no estás aportando nada. Por eso, lo mejor es ser realista y marcarte metas concretas que puedas medir y valorar, como, por ejemplo, alcanzar un número concreto de seguidores en redes.

2. Aprende decir “no” sin sentirte culpable

En el mundo startup, decir que “sí ”a todo puede tener un coste de oportunidad muy alto, ya que a veces empiezas hacer tareas que te desvían de tu meta. Sabemos que los emprendedores están constantemente buscando oportunidades y que, cuando se presentan, cuesta mucho decir que no. Pero hay que tener claro que no todo lo que surge es rentable para tu startup ni te acerca a alcanzar tus objetivos. Aprender a decir que “no” te ayudará a no perder tiempo, fuerzas y recursos en algo improductivo.

3. Rompe compromisos que te distraigan de tu proyecto

El compromiso de un emprendedor con su proyecto debe ser del cien por cien si se quiere alcanzar el éxito. Todos mantenemos compromisos con amigos o familiares a los que ayudamos en algún proyecto. Sin embargo, si estos compromisos se convierten en un obstáculo para que tu proyecto emprendedor prospere, debes tener la capacidad de darlos por terminados. Obviamente, debes hacerlo de manera respetuosa y sin cerrar la puerta a alguna ayuda puntual o a retomar la colaboración en el futuro.

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible