Los 4 perfiles profesionales imprescindibles para una startup

Una startup dista mucho de funcionar como una empresa tradicional, ya que no sigue las mismas estrategias y el equipo profesional es totalmente distinto. ¿Has oído hablar alguna vez de posiciones como CEO, CTO, CFO o CMO? Dichos perfiles son indispensables para el buen funcionamiento de una startup, porque un emprendedor solo, sin la ayuda de los demás, tiene ciertas dificultades para sacar adelante su proyecto.

Desde Oryon Universal consideramos que las figuras de director ejecutivo, responsable técnico, director financiero y responsable de marketing deberían formar parte inicial del proyecto. No obstante, cuando la startup se acelera y crece, se podrá contar con otros perfiles. ¡Empieza la lista!

Liderazgo

¿Cuánta gente de tu entorno es CEO (Chief Executive Officer) de una startup? ¿Usamos este término de forma correcta? Básicamente estamos hablando de un perfil de 25 a 50 años, aunque últimamente son los más senior los que deciden empezar nuevos proyectos. Se trata del rostro y la cara visible de una startup. Para liderar el proyecto de forma correcta, esta categoría profesional necesita dos cualidades indispensables: ser un buen líder y ser flexible.

Para Oryon Universal, un CEO debería tener claro la misión, la visión, los valores y saber transmitirlo al equipo. La flexibilidad es imprescindible para saber pivotar la situación en situaciones más incómodas. Tomar decisiones estará en el orden del día, así como también saber cuidar las relaciones personales.

Es decir, un CEO sin habilidades sociales es muy complicado que pueda conseguir su objetivo. Finalmente, debe gozar de softs kills, un concepto basado en las habilidades sociales adquiridas en la vida diaria y que permiten a las personas integrarse con éxito en el trabajo.

“Un director ejecutivo, un responsable técnico, un director financiero y un responsable de marketing deberían formar parte inicial de una startup”

Responsable técnico

El CTO (Chief Technology Officer) es una figura clave dentro de una startup. Básicamente se encarga de conseguir que la tecnología empleada en el proyecto marque la diferencia. Debe ser un amplio conocedor de las tecnologías existentes y saber analizar cómo deben implementarse. Su objetivo también está relacionado con el rendimiento económico. Por lo tanto, innova para avanzar.

Control de las finanzas

El CFO (Chief Financial Officer) es el responsable de la planificación financiera y todos los aspectos económicos del día a día. Además, debe estar preparado para la toma de decisiones. Principalmente debe enfocarse en dos aspectos: un plan vista a 3-4 años y una tesorería durante los primeros 18 meses, ya que son primordiales para no desequilibrar la balanza.

“Durante los primeros 18 meses de una startup es primordial controlar la tesorería, para no desequilibrar la balanza”

Estrategia de marketing desde el primer día

El Chief Marketing Officer (CMO) tiene un objetivo claro: generar ingresos a través de estrategias de marketing que permite aumentar las ventas o descargas, sobre todo si se trata de una aplicación. Es un perfil digital que tiene que reinventarse constantemente. ‘Friki’ de contenidos, estrategias, tendencias y redes sociales. Es el claro paradigma de nueva profesión que ha surgido gracias a la transformación digital.

Bonus

Figuras como los business angels o disponer de un advisory board  son un plus para toda startup. Los primeros, aparte de ser la voz de la experiencia, ayudan y pueden proporcionar contactos e inversores. Aunque en España ha llegado más tarde, se trata de la principal fuente de financiación de empresas estadounidenses que están en la fase inicial de su ciclo de vida, como por ejemplo Skype o Amazon, que en sus inicios contaron con el apoyo de un business angel. Este perfil invierte su propio dinero en emprendedores que no tienen una relación de parentesco o amistad. Por lo tanto, la apuesta es de riesgo.

Respecto al advisory board, básicamente asume el rol de consejero de una startup. Aporta credibilidad, independencia, mentorización, visibilidad y conocimiento respecto a cómo funciona un sector concreto. Asimismo, cabe destacar que disponer de un advisory board con una ámplia trayectoria profesional, implica poder aproximarse a inversores con unos mentores excelentes que velan para que tu proyecto tenga éxito.

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible