Innovar para evolucionar
Hoy en día, existe una tendencia alrededor de la palabra innovación cuya actividad se está convirtiendo en importante si no imprescindible en algunos casos para asegurar la continuidad y subsistencia de compañías y sectores tradicionales. Pero, ¿se puede evolucionar sin innovar? Esta es la pregunta que intentaremos resolver en el siguiente artículo.

 Definamos “innovación” como evolución corporativa, un cambio natural que hace un organismo para adaptarse a nuevas condiciones. En un mercado tan competitivo como el actual, la necesidad de las empresas y corporaciones de estar siempre un paso por delante de sus principales competidores ha provocado que dediquen cada vez más recursos a la innovación. Esto ha provocado que la innovación ya no solo pretenda mejorar constantemente la oferta de productos y servicios, ofreciendo una mayor calidad y originalidad sino que lo que hasta hace poco se consideraba una ventaja competitiva, se está convirtiendo en una obligación para aquellas empresas que quieran perdurar en el tiempo, ya que aquella que no sepa adaptarse a las necesidades cambiantes de la sociedad está condenada a desaparecer.   


Tendemos a entender la palabra innovación como una mejora de cara al futuro, pero la innovación no solo se encuentra hacia adelante, sino también en nuevas maneras de optimizar el ahora. Hay modelos de negocio que consideran la innovación cómo un elemento ajeno a ellos debido a que lo relacionan exclusivamente con el sector tecnológico, pero la realidad es que la innovación se encuentra y se puede aplicar a cualquier acción que pueda ser mejorada o substituida.

Las ideas o proyectos innovadores pueden detonar reducciones de costes, incrementar los beneficios y descubrir nuevas fuentes de ingreso.

           
Hay distintas formas de innovar dentro de una corporación y el primer paso es definir qué modelo de innovación corporativa se va a implantar: innovación disruptiva o incremental.

  • La innovación disruptiva busca crear algo nuevo que substituya lo anterior o acceder a un sector completamente nuevo. Requiere de una alta inversión y más tiempo en investigación y desarrollo, ya que parte de un concepto nuevo. Este es el caso de Google, que no fue el primer buscador del mercado, pero sí el más innovador.

  • La innovación incremental está enfocada a mejorar aquellos productos o servicios mediante nuevas funcionalidades que me permitan subir el precio o bien orientarlo a crear nuevas maneras de hacer las cosas que permitan ser más eficientes y mejorar el margen de la cuenta de resultados y/o la experiencia de cliente. Un ejemplo de ello es Coca-Cola y las bebidas que han ido introduciendo en el mercado a lo largo del tiempo; ninguna de ellas era radicalmente nueva, sino que implicaba la modificación de una característica del producto ya existente: light, cero azúcar, etc.


Dependiendo de las necesidades u objetivos de cada corporación, deberán decantarse por una u otra para emprender un camino hacia la mejora y el progreso. La innovación es el motor del cambio. No se basa solamente en la incorporación y el uso de nuevas tecnologías, sino que consiste en aplicar nuevas ideas, conceptos, productos o servicios con el fin de crear oportunidades y resolver necesidades.


El éxito va atado a la innovación y podemos verlo en multitud de ejemplos cómo las diez empresas más innovadoras del mundo, que destacan por ser compañías innovadoras por definición nacidas ya en el ámbito digital. Entre las empresas más innovadoras y consecuentemente las más exitosas encontramos tales como: Apple, Amazon, Microsoft y Tesla. Empresas que todos conocemos por su gran impacto en la sociedad.

Estas empresas no solo aplican la innovación en sus productos o servicios, sino que además innovan internamente para optimizar sus procesos de producción y distribución.

La innovación de procesos es una estrategia necesaria para cualquier tipo de organización, pero especialmente importante para las grandes empresas por una razón muy concreta: supone grandes ventajas para la dirección, los accionistas, los directivos y el conjunto del equipo de trabajo.     


Por lo contrario, a continuación encontramos un conjunto de empresas que se vieron abocadas a la extinción por no saber adaptarse a los cambios del mercado y los avances tecnológicos cómo ha sido el caso de Nokia, Blockbuster, Yahoo o Kodak. Empresas que fueron líderes mundiales en sus respectivos sectores pero no pudieron asegurar su continuidad debido a no haber sabido acoplarse a tiempo a los cambios sociales y adaptarse para mejorar sus productos o servicios a través de la innovación para ofrecer a su público lo que esperaban obtener de ellos. De está manera, se enonctaron a la sombra de gigantes cómo las empresas mencionadas anteriormente que sí supieron aprovechar la oportunidad convirtiendose así en las grandes corporaciones que son ahora.


En conclusión y respondiendo a la pregunta planteada al inicio del artículo, podemos comprobar que en la innovación encontramos la clave para la mejora y la evolución. En Oryon Universal somos promotores y apasionados de la innovación y os invitamos a descubrir más sobre tendencias en grandes corporaciones basadas en la misma a través de nuestro canal de YouTube Hablemos de Innovación.

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible