España, ¿Nación Emprendedora en 2030?
Era a finales de enero cuando el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, reestructuró su equipo de la Moncloa y creó una nueva oficina: el Alto Comisionado para España Nación Emprendedora, cuyas riendas las llevaría el exsecretario de Estado para el Avance Digital Francisco Polo. El objetivo era claro: fomentar el ecosistema español de innovación y apoyar a las pymes

Era finales de enero cuando el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, reestructuró su equipo de la Moncloa y creó una nueva oficina: el Alto Comisionado para España Nación Emprendedora, cuyas riendas las llevaría el exsecretario de Estado para el Avance Digital Francisco Polo. El objetivo era claro: fomentar el ecosistema español de innovación y apoyar a las pymes. También buscaban habilitar distintos instrumentos de apoyo financiero y técnico a la innovación de las pymes y apoyar la transformación digital de los pequeños y medianos empresarios. Bajo ese paraguas se pretendía lanzar la Estrategia España Nación Emprendedora. Y, medio año después, ¿en qué ha quedado esta estrategia?

«El objetivo consiste en fomentar el ecosistema español de innovación y apoyar a las pymes»

La misión no es, para nada, fácil. Básicamente hablamos de articular todas las directrices necesarias para situar a España en el top de los países emprendedores en 2030. Y así lo remarcaba Polo ante la crisis provocada por el coronavirus. «La remontada tiene que servir para crear un modelo de país diferente, más fuerte, más grande y más inclusivo».

¿En qué consiste el plan?

En primer lugar, tal y como detalla Emprendedores, para hacerlo más gráfico hablamos de una pirámide. Arriba estarían los emprendedores, con un perfil tecnológico, más ágiles e innovadores. Su rol: empujar a la parte media de la pirámide. Es decir, nuestras empresas líderes a escala global, pero que, seamos sinceros y sinceras, más reacias al cambio y a la innovación. Con poder de decisión a largo plazo y con jerarquías muy marcadas.

«Arriba estarían los emprendedores, con un perfil tecnológico, más ágiles e innovadores»

Y, ¿quién cierra la pirámide? ¿Quién está debajo? La gran masa de emprendedores españoles, pero que están muy alejados de los anteriores. Y aquí coincidimos desde Oryon Universal. Debemos incluirlos en el ecosistema, eliminando todas las desigualdades. Por ejemplo, la brecha de género, territorial, socioeconómica y de edad. 

Estamos convencidos que si trabajamos en la buena dirección, surgirá ese círculo virtuoso que nos impulsará, aún más, en las primeras posiciones. Polo, lo tiene claro: «para ello hay que invertir en Educación, en Ciencia y emprendimiento de manera sostenida en el tiempo y sin que nadie se quede atrás. Ese es el modelo que estamos buscando”. Y, evidentemente, la complicidad y el compromiso de los distintos actores cerrando filas en torno a la inversión, a la captación del talento, a conseguir empresas más escalables. Un auténtico win-win para startups, corporaciones, inversores y sociedad.

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible