Errores que cometen los emprendedores al pedir financiación
Presentar un proyecto a inversores no es tarea fácil, pues hay un sinfín de variables a tener en cuenta como, por ejemplo, quién es tu audiencia, qué propuesta de valor ofreces o cómo está el mercado.

No sólo se trata de conseguir financiación para tu proyecto sino encontrar un socio que aporte su experiencia y saber hacer, además de una amplia red de contactos. El objetivo final de tu presentación debe ser enamorar al inversor, despertar su interés e ilusionarlo para que quiera ser parte del proyecto.

Como sabemos que no es fácil obtener financiación, en Oryon Universal hemos hecho una recopilación con 4 errores muy comunes que cometen los emprendedores. Descubre cuales son:

1. Desconocer el mercado

Por increíble que parezca es muy común toparse con emprendedores cuya startup no aporta una propuesta de valor potente o novedosa que satisfaga alguna necesidad del mercado. Antes de pedir financiación, hay que analizar y conocer a fondo el mercado. Para ello es necesario un exhaustivo trabajo de campo que exige tiempo y dedicación. Si no lo haces estás perdiendo tu tiempo y el de los inversores.

2. No trabajar el storytelling

El storytelling es una de las herramientas más potentes para los emprendedores, pues ayuda a establecer una conexión emocional con el público al que te diriges. Los inversores están cansados de escuchar frases hechas y discursos rimbombantes. Muchas veces la clave para despertar su interés está en construir un relato que te permita humanizar tu marca y tu proyecto.

3. Perder el foco principal del mensaje

Es muy importante mostrar seguridad y convencimiento a la hora defender tu proyecto. Es decir, transmitir el mensaje principal sin dispersarte y con la máxima claridad e impacto. También es importante ser breve en tu discurso. Ya lo dice el dicho: lo bueno si breve, dos veces bueno.

4. Ofrecer solo ilusión

No basta con tener ilusión. Puede que un emprendedor no cometa ningún error de los citados más arriba y tenga una actitud encomiable, pero con eso no es suficiente.  A la larga, no nos engañemos, lo que más importa es tener un buen plan de empresa, pues los documentos y los balances siguen siendo el medidor más determinante que aplican los inversores a la hora de evaluar un proyecto.

¿Qué opinas de estos errores? ¿Se te ocurre alguno más? No dudes en comentar y compartirlo con nosotros.

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible