El fenómeno «La Gran Reinvención»
Anthony Klotz, profesor de Gestión en la Texas A&M University, popularizó el término The Great Resignation, lo que sería, La Gran Dimisión. Un fenómeno que define el abandono de puestos de trabajo por parte de millones de personas.

A pesar de que este hecho está afectando especialmente a EEUU, dónde solo en noviembre de 2021 más de cuatro millones de estadounidenses dejaron sus empleos; la realidad es que está empezando a propagarse en diferentes países, llegando incluso a Europa, donde Inglaterra y Francia encabezan la lista de esta inesperada ola de fuga laboral.

¿Pero cuáles son las razones que han llevado a millones de personas a abandonar sus puestos de trabajo? Las razones son diversas y variadas.

  1. Estrés

La pandemia ha incrementado el estrés y la carga de trabajo de posiciones ya de por sí precarias. Muchos trabajadores de sectores como la restauración, la educación, o la sanidad han terminado emocionalmente exhaustos por la exigencia laboral. 

  1. Equilibrio entre vida personal y profesional.

Otros trabajadores han tenido que hacer malabarismos para poder compaginar su vida personal y profesional. El confinamiento llevó a millones de personas a tele trabajar desde sus casas, mientras, al mismo tiempo, cuidaban de sus hijos o familiares. Una situación, que llevó a miles de personas a sufrir problemas de pareja, discusiones familiares, y un nivel de estrés insoportable.

  1. Pasar tiempo en casa y en familia.

La otra cara de la moneda de pasar tiempo en casa, fue descubrir que necesitamos mucho menos de lo que pensábamos. No tener actividades de ocio o obligaciones fuera de casa, nos llevó a volver a conectar con la familia, y con esos hobbies que habíamos dejado abandonados. 

  1. Valorar las cosas no materiales

La falta de libertad, nos empujó a descubrir que la felicidad está en los pequeños momentos. En tomar un café al sol, en poder dar un paseo libremente, en poder cocinar, leer un libro…etc. Nos dimos cuenta que todas aquellas cosas materiales por las que antes luchábamos, en realidad no eran importantes, y que lo más importante es la familia y el tiempo. 

Como afirma el psicólogo Rafael Santandreu: “El mito que hemos tenido hasta hace poco de que el bienestar material da la felicidad ha caído para mucha gente. La pandemia les ha permitido darse cuenta de que necesitan mucho menos para vivir de lo que imaginaban y de que el activo más valioso del que disponen es el tiempo”.

  1. Replanteamiento de nuestra vida

Siempre que ocurren acontecimientos graves en nuestra persona o en nuestro entorno, es cuando nos hacemos aquellas preguntas trascendentales, capaces de cambiarnos la vida. Y esto es lo que pasó durante la pandemia. Empezamos a preguntarnos qué tipo de personas queríamos ser, qué tipo de vida queríamos tener, qué nos hacía felices, en qué queríamos trabajar, cuáles eran nuestras prioridades… y así, un sinfín de preguntas más.

Y estos cinco factores juntos, llevaron a millones de personas a tomar la decisión de dimitir.

O mejor dicho, de reinventarse.

Porque esas personas no dimitieron y ya. No se quedaron en el sofá. Sino que decidieron tomar las riendas de su vida, y encaminarse hacia un camino que les hiciera sentir más felices, más valorados y más realizados. Y sobretodo, que les permitiera compaginar su vida profesional y personal de una manera emocionalmente saludable.

No sólo nos encontramos ante el fenómeno de “La Gran Dimisión”, sino también ante el fenómeno de “La Gran Reinvención”.

Y en el centro del huracán de la “La Gran Reinvención” se encuentran los milenials: los trabajadores entre 30 y 45 años. 

Las personas en esta franja de edad son, mayoritariamente, las protagonistas de este fenómeno.  Han sido ellas las que han decidido hacer un cambio de rumbo, presentar su carta de renuncia, e ir en busca de un futuro mejor. 

Este sector de la sociedad será el encargado, con su esfuerzo, coraje, confianza y perseverancia de crear nuevos modelos de negocio, y sobretodo, de construir una nueva perspectiva de lo que el trabajo significa.

Esperemos que este nuevo e inesperado oleaje de emprendedores sea capaz de desarrollar un escenario laboral donde la realización personal esté por encima de la material, donde  la vida personal prime por encima de la profesional, y donde se tenga en cuenta la salud mental y emocional del trabajador.  

Esperemos que la pandemia nos haya servido para crear un mundo laboral mucho más humano, respetuoso y saludable.

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible