El auge de las dating startups: el caso de Bumble
El pasado febrero nos levantamos con distintas noticias sobre Bumble. ¿Qué es esta aplicación denominada feminista? ¿Quién es Whitney Wolfe Herd? ¿Por qué no me suena de nada esta aplicación? Los titulares, virales. "La fundadora de Bumble se convierte en la milmillonaria más joven del mundo" o "Bumble debuta con éxito en Wall Street con su app de citas feminista".

Y así define La Vanguardia el éxito de Bumble con su estreno en bolsa: «Incluso las relaciones amorosas son objeto de lucro en el mercado de capitales. La aplicación de citas online Bumble se estrenó en Wall Street con un rotundo éxito, anotándose una subida del 64%, al pasar de 43 a 70 dólares la acción».

¿Cuál ha sido el verdadero éxito de Bumble?

En primer lugar por el boom de las citas online durante el confinamiento pero también por el singular enfoque feminista de la plataforma, que ha sabido atraer a las mujeres ofreciéndoles protección ante abusos en la red a través de una función que exige que sean ellas las que dan el primer paso al iniciar la conversación.

Con una mala experiencia trabajando como vicepresidenta de marketing en Tinder,  la emprendedora Whitney Wolfe Herd decidió crear una plataforma similar pero en clave de género. Contactó con el fundador de Badoo, Andrey Andreev y bajo el paraguas del grupo MagicLab nació Bumble. Desde entonces, la compañía se ha expandido por todo el mundo vendiéndose como una aplicación amigable con las mujeres. Según Bloomberg, contaba con 54 millones de usuarios mensuales en el 2020 (Tinder tiene cerca de 57 millones). Un auténtico éxito en poco tiempo.

Wolfe ha hecho del feminismo una de las señas de identidad de su compañía – son las mujeres las que tienen que iniciar el primer contacto en su app -, y el 70% de los miembros de la junta son mujeres. De momento cuenta con 600 trabajadoras y tiene sede en distintas ciudades europeas. 

«Bumble contaba con 54 millones de usuarios mensuales en el 2020»

Si estás interesado/a en otras publicaciones relacionadas con el talento femenino, te recomendamos Femtech, la nueva tendencia, un término que nació para definir a las startups tecnológicas que crean productos de salud centrados en la mujer. Y, lo mejor: se ha convertido en un fenómeno más amplio que relaciona feminismo y tecnología. En concreto, la abreviatura significa «tecnología femenina» y fue impulsada por Ida Tin, fundadora de la famosa aplicación de menstruación Clue. Esta app permite a las mujeres rastrear su peso, estado de ánimo, antojos, sueño, energía y sangrado.

Y para el próximo 8 de marzo, no te pierdas lo siguiente: #8M | 3 noticias positivas para las mujeres y la lucha por la igualdad

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible