El 22@: un antes y después para Barcelona
Con el 22@ estamos ante un referente mundial en innovación y el inicio de una Barcelona digital y tecnológica.

«Hace más de 20 años Barcelona ajustó sus velas, con visión de futuro y avanzándose en mucho a otras capitales económicas europeas, apostó por transformar su barrio industrial, el Poblenou, en un espacio de actividad económica con la mirada puesta en el siglo XXI, el espacio 22@. La apuesta fue arriesgada, pionera, visionaria en algunos de sus aspectos», explica F. Xavier Monzó, Presidente del 22@ Network Barcelona a El Periódico. Palabras que comparto absolutamente y más desde Oryon Universal, que contamos con un centro de alto rendimiento ubicado en una zona ideal para emprender e innovar. Y es que con el 22@ estamos ante un referente mundial en innovación y el inicio de una Barcelona digital y tecnológica.

Siguiendo la explicación de Monzó, este distrito cuenta con 130.000 puestos de trabajo de actividades de valor añadido. Además, según detalla el Diari Ara, “el distrito tecnológico recibirá a 25.000 nuevos trabajadores de las empresas que se están instalando en los próximos tres años”. Es justo la presencia de estas compañías, junto con el impulso de la administración, que ha ayudado a impulsar el distrito. Estamos hablando desde las locales Mediapro, Cuatrecases, Isdin o Ogilvy, a los gigantes Amazon, Adevinta, Glovo o WeWork, tal como comenta la periodista Mar Galtés en el libro “Barcelona startup: historia e historias del mayor ecosistema tecnológico y digital del sur de Europa” y que recomiendo encarecidamente.

«Con el 22@ estamos ante un referente mundial en innovación y el inicio de una Barcelona digital y tecnológica»

San Francisco, pero con mejor clima

Verne Harnish, autor de Scaling Up y cofundador de Entrepreneurs’ Organisation, describe Barcelona como “San Francisco, pero con mejor clima”. Y es que en la mayoría de ocasiones no somos conscientes de lo que supone gozar de una ciudad con 300 días de sol y fácil de llegar a cualquier parte en tan solo 20 minutos. Si a esto le sumamos la tecnología, ser sede de importantes clústers tecnológicos y estar al centro de todo, somos imparables. Es decir, “podemos hacer arbitraje de zonas horarias y hablar con nuestros contactos desde cualquier parte del mundo a una hora razonable del día”, tal como detalla Harnish. Y lo que nos queda por llegar.

«No somos conscientes de lo que supone Barcelona»

Es evidente que, con el coronavirus, nuestra forma de trabajar ya no será la misma, así como nuestra forma de relacionarnos. Por ejemplo, estamos hablando de fomentar el teletrabajo de forma habitual e incluso compañías como Twitter han permitido que parte de sus trabajadores lo hagan hasta que podamos encontrar una solución (vacuna) a la pandemia que tanto nos ha hecho sufrir. Pero este aspecto no es, ni de lejos, sinónimo de que los distritos tecnológicos dejen de ser importantes. El motor del ecosistema del 22@ es el espíritu emprendedor de los empresarios. Estamos ante una ciudad altamente atractiva como sede de startups jóvenes, creativas y plenas de energía. Y esto no cambiará.

Ahora es el momento de apostar, aún más, por la innovación, la inclusividad y la sostenibilidad, emblemas que definen el distrito 22@. Un auténtico antes y después para Barcelona. Como los Juegos Olímpicos del 1992. Ya nada fue igual.

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible