Cómo aumentar la productividad en el trabajo
Imagina que terminas cada día de trabajo con un suspiro de satisfacción, sabiendo que has sido tan productivo que has logrado todo lo que tenías en tu lista. Y sabiendo, además, que has estado en la cima de tu creatividad, consiguiendo hacer tus tareas de forma eficiente y bien. ¿Te gustaría conseguirlo?

La mayoría de nosotros no somos tan productivos como quisiéramos por dos razones: Tenemos malos hábitos que interfieren en nuestra productividad laboral y somos reactivos en lugar de proactivos, apagando incendios en lugar de avanzar hacia nuestros objetivos.

La solución es sencilla, aunque no siempre es fácil. Podemos sustituir nuestros malos hábitos y patrones reactivos por buenos hábitos que nos hagan ser proactivos, y tomar las riendas de nuestra jornada laboral. A continuación, presentamos unos estos consejos sobre cómo aumentar la productividad en el trabajo y convertirse en la mejor versión de uno mismo.

  • Haz tus tareas más pesadas cuando estés en tu mejor momento

Todos tenemos tareas en nuestro trabajo que nos cuestan más o nos gustan menos que otras. Es un error ir aplazando dichas tareas para despúes ya que lo unico que se consigue de esta manera es apilarlas y acabar haciendolas rápido y mal. Nuestro primer consejo es que hagas estas tareas cuando estés en tu mejor momento, cuando te sientas más productivo y de más buen humor. De esta manera, cuando te quede menos energia, podrás dedicarte a hacer las labores que sean más de tu agrado o que no impliquen tanta concentración o dificultad.

  • Dejar de hacer varias cosas a la vez

La multitarea es el enemigo principal de la productividad. Las investigaciones demuestran que la productividad puede reducirse hasta en un 40% por los bloqueos mentales que se crean cuando se cambia de tarea. Y lo que es más sorprendente, en un estudio de la Universidad de Londres, el coeficiente intelectual de algunos hombres que realizan varias tareas descendió 15 puntos.

¿Necesitas más pruebas? Un estudio de la Universidad de Sussex, en el Reino Unido, indica que la multitarea puede estar dañando físicamente el cerebro. El estudio descubrió que los participantes adictos al uso simultáneo de varios dispositivos tenían una menor densidad de materia gris en una zona del cerebro llamada corteza cingulada anterior, que está relacionada con el control emocional y la toma de decisiones, la empatía y la respuesta del cerebro a las recompensas.

Así que hay que detener esta mala costumbre que es tan común en los trabajos hoy en dia. En lugar de eso, aumente drásticamente la productividad prestando toda su atención a una tarea a la vez. Cuando tus ojos y manos empiecen a desviarse hacia otra cosa, piensa en lo importante que es mantener todas tus pequeñas células de materia gris.

  • Preparar una lista de tareas cada dia

Las listas de tareas son una ayuda inestimable para la productividad. Te organizan, te permiten concentrarte y te recompensan con un sentimiento de satisfacción cuando puedes marcar las cosas que has realizado.

Si haces (o actualizas) tu lista de tareas diariamente, aumentaras considerablemente tu productividad completando tus quehaceres en orden de prioridad y dedicando el tiempo que requiera a cada una sin ir saltando de una a otra y olvidando otras tantas.

  • Reduzca su lista de tareas pendientes

¿Cuántos elementos hay en su típica lista de tareas? ¿Ocho? ¿Veintiocho? Sea cual sea el número, te sentirás bien cuando termines cada uno de ellos y los taches. Centrarse significa reducir las opciones. Así que cada dia, cuando revises tu lista de tareas, hazte dos preguntas;

  • ¿Cuáles son las tareas importantes de esta lista?
  • ¿Cuántas de estas tareas importantes puedo realizar de forma realista o hacer un progreso significativo ese dia?
  • Delegar adecuadamente

Cuando delegas correctamente, tienes más tiempo para dedicar a tu propio trabajo. La clave es asignar la tarea correcta a la persona adecuada -una persona que sabes que tiene las habilidades para hacer el trabajo y en la que puedes confiar para que lo haga- y luego dejarla hacer.

  • Eliminar distracciones

Ya hemos visto la importancia de la concentración. Pero la otra cara de la moneda es que también hay que identificar e ignorar las distracciones, y para muchos de nosotros, estas distracciones que exigen atención son las redes sociales y el correo electrónico.

Para ser productivo, tienes que apagar su ruido y ahuyentarlos. Apaga el correo electrónico y las notificaciones del teléfono si necesitas concentrarte por completo. No permitas que interrumpan tu concentración ni tu inspiración, pautate X minutos de pausa a X hora para descansar y desconectar cumpliendo con lo que te hayas establecido, pero mientras estas realizando tus tareas, olvida los imputs anteriores y centra tu completa atención en lo que estás haciendo.

  • Ser optimista

Las personas felices son más productivas.

En un estudio de la Universidad de Maastricht sobre el optimismo y el rendimiento en los centros de llamadas, los resultados mostraron que los optimistas del grupo analizado realizaron más ventas y consiguieron más primas. Más concretamente, sólo los optimistas disposicionales mostraron un mayor éxito. Los autores del estudio definen el optimismo disposicional como la expectativa general de buenos resultados sobre los malos en la vida.

  • Dormir lo suficiente

Todos sabemos que la falta de sueño tiene efectos negativos en nuestro rendimiento. La falta de sueño disminuye nuestra concentración, memoria de trabajo, capacidad matemática y razonamiento lógico. Y como el córtex prefrontal es especialmente vulnerable a la falta de sueño, las tareas que requieren razonamiento lógico o pensamiento complejo serán las más perjudicadas. Sorprendentemente, sólo hace falta una noche de privación de sueño para crear grandes déficits en nuestras capacidades.

Entonces, ¿cuánto hay que dormir? De siete a nueve horas por noche si eres un adulto de entre 26 y 64 años, según la Fundación Nacional del Sueño.

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible