Barcelona busca convertirse en referente de las startups deportivas
La vertical Sport-Tech cada vez despierta más interés en Catalunya, como demuestra el hecho de que entre 2015 y 2019 se ha haya duplicado la inversión en ella. De hecho, el sector deportivo genera un 2% del PIB en Cataluña y Barcelona es la quinta ciudad de Europa con más startups del sector deportivo

El Ayuntamiento de Barcelona no es ajeno a esta demanda creciente, y por ello se ha marcado el reto de consolidar el ecosistema emprendedor de esta industria para convertir a la ciudad condal en referente europeo.

En consistorio, a través de Barcelona Activa, ha diseñado el programa Sport-Up, que tiene como meta apoyar la creación de startups deportivas e impulsar su crecimiento. En palabras de Barcelona Activa, el objetivo es «desarrollar un programa referente y de excelencia de creación de empresas en el ámbito de la industria tecnológica deportiva, siendo así un polo de atracción para iniciativas del ámbito deportivo».

¿Cómo funciona Sport-Up?

El programa constará de 2 fases:

Primera fase: Se escogerán 20 proyectos. Los proyectos preseleccionados harán un entrenamiento intensivo durante cuatro días para definir su modelo de negocio y presentarlo ante un tribunal compuesto por personas del ecosistema emprendedor y del sector sportstech.

Segunda fase: Los 12 proyectos escogidos para formar parte del programa Sport-Up tendrán acceso a formación, acompañamiento y mentoría personalizada. Todo ello con un itinerario marcado según las necesidades de cada uno de ellos, además de actividades de networking seleccionadas expresamente para ayudar a desarrollar sus proyectos y dar apoyo en la búsqueda de financiación. Además, tendrán acceso a un espacio de trabajo en la Incubadora Almogávers.

La primera edición del programa tendrá una duración de 8 meses, desde junio de 2021 hasta enero de 2022. La iniciativa, que admitirá proyectos hasta el próximo 30 de mayo, está muy en sintonía con el nuevo Barcelona Sports Tech Hub, el centro de deporte y tecnología ubicado en Montjuïc.

Con esta apuesta queda demostrado, una vez más, que Barcelona va un paso por delante a la hora de fomentar la cultura emprendedora y el espíritu empresarial a nivel nacional.

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible