#8M | 3 noticias positivas para las mujeres y la lucha por la igualdad
Más talento femenino en el mercado de trabajo digital podría suponer un impulso anual del PIB de 16.000 millones de euros

Que la pandemia del coronavirus parece haber detenido el tiempo y que este 2021 sea todavía un año de transición es la nueva rutina y, desgraciadamente, la nueva normalidad. Quizás con la sensación de que este último año no ha pasado absolutamente nada nuevo y que en materia de lucha contra el cambio climático, pobreza, medio ambiente o derechos humanos -mirad las imágenes del asalto al Capitolio de Estados Unidos hace unas semanas – todo se ha detenido; y que cuando termine la compleja pandemia mundial, lo tendremos que retomar de nuevo. Pero me complace saber que sí hay señales positivas que auguran un buen futuro. Y estas buenas vibraciones son para nosotros, las mujeres, es decir, la mitad de la población. Tenemos buenas noticias para alcanzar, finalmente, la igualdad y más en el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), liderado mayoritariamente por hombres.

Kamala Harris, nombrada vicepresidenta de Estados Unidos (y posible sucesora de Joe Biden en el segundo mandato), o las líderes de países como Nueva Zelanda, Taiwán, Dinamarca, Noruega, Islandia y Finlandia están en la lista de las naciones que mejor han logrado frenar el virus y en todas ellas una mujer ha estado al frente del gobierno. Los expertos destacan la prudencia, la empatía, la proximidad y un interés claro por el bienestar de toda la población, entre las grandes virtudes de estas líderes de hoy y un gran ejemplo para las nuevas generaciones.

Paralelamente, con respecto a las grandes corporaciones, en la lista Fortune 500 que clasifica a las grandes empresas estadounidenses, las que son dirigidas por mujeres llegan a un máximo histórico de 37. No son muchas, dado que sólo representan el 7,4% de las empresas de la clasificación, pero es un avance que permite tener esperanza, comparado con las escasas 15 mujeres de hace 10 años y las dos hace 20.

Cuatro de cada 10 startups españolas cuentan con, al menos, una mujer dentro de su equipo fundador, superando ligeramente la media europea (36%)

Un ejemplo de la importancia del impulso de la igualdad en España se ve reflejado en el último Informe Mundial GEM, que asegura que sólo seis países del mundo presentan tasas de emprendimiento similares entre hombres y mujeres. España encabeza la paridad en el entorno europeo por sexto año consecutivo con nueve mujeres emprendedoras por cada 10 hombres, una cifra que supera la media de Europa, donde sólo se cuentan seis mujeres por cada 10 hombres emprendedores. Sin embargo, cuatro de cada 10 startups españolas cuentan con, al menos, una mujer dentro de su equipo fundador, superando ligeramente la media europea (36%). Claudia de la Riba, Rebeca Minguela, Yaiza Canosa, Elena Peiró, Carlota Pi, Barbara Buades o Silvia Bardani son los grandes ejemplos en nuestro país.

Las mujeres piden menos dinero que los hombres para poner en marcha sus compañías, pero generan más ganancias cuando ya se ha puesto en marcha la firma, según un estudio de Boston Consulting Group. Las inversiones en empresas fundadas o cofundada por mujeres fueron de una media de 800.000 euros, que es menos de la mitad de la media de 1,78 millones de euros invertidos en empresas fundadas por hombres, detallan en el informe. A pesar de esta disparidad, las startups fundadas y cofundadas por mujeres en realidad consiguen más ganancias en el tiempo, generando el 10% más en ingresos acumulados durante un período de cinco años: 620.000 euros en comparación con 563.000 euros de los hombres. Imagina lo que podemos conseguir con más capital.

Las TIC se han convertido hoy en día en un sector generador de empleo de calidad y de competitividad industrial. De hecho, es uno de los ámbitos de actividad con mejores perspectivas económicas, laborales y sociales en un contexto complejo. Porque aparte de la necesaria mirada femenina de la tecnología y de la gran oportunidad que se nos abre a las mujeres, si apostamos por este sector, el acceso de más talento femenino en el mercado de trabajo digital sería muy positivo para el economía europea y podría llegar a suponer un impulso anual del PIB de 16.000 millones de euros.

“El acceso de más talento femenino en el mercado de trabajo digital sería muy positivo para la economía europea y podría llegar a suponer un impulso anual del PIB de 16.000 millones de euros”

Porque todas las acciones destinadas a empoderar a las mujeres en el ámbito tecnológico en nuestro país suman. De momento he podido recopilar tres buenas noticias, entre muchas otras, para la lucha por la igualdad en un sector de presente y futuro. Estoy convencida de que lo conseguiremos. ¡Feliz 8 de marzo a todas!

Frase final: «En muchas ocasiones en la historia, ‘Anónimo’ fue una mujer»Virginia Woolf.

More
articles

¿Quieres saber más?

Innovamos con éxito

¡Contáctanos!
Te responderemos lo antes posible